Monumentos

Historia del Coliseo Romano

El coliseo romano fue uno de los métodos que utilizaron los antiguos emperadores para contentar a las masas. Para hacerse una idea de la dimensionalidad de este monumento, hasta el siglo XX no se construyó un edificio que tuviera semejante capacidad de espectadores. También se denomina anfiteatro Flavio, en honor a la dinastía Flavia de emperadores que ordenó construírlo. Este se encuentra próximo al emplazamiento de una colosal escultura, la estatua de Nerón, la cual fue destruida hace muchos siglos, por causas que no se conocen exactamente.

Coliseo romano

Es muy evidente lo sangrienta que era aquella época, donde la brutalidad era el contento del pueblo. El coliseo romano albergó una enorme cantidad de eventos entre los que destaca batallas entre gladiadores o luchas en las que se involucraban animales. Estos actos tenían una expresión latina muy conocida panem et circenses que venía a decir algo así como pan y circo, unas palabras que explican muy bien lo único que los emperadores debían hacer para tener felices a sus súbditos.

El coliseo tenía un aforo de 50000 espectadores, los cuales tenían una enorme tentación por ver sangre derramada. Existen muchas historias sobre estos actos de ocio, como el famoso pulgar abajo para decirle al derrotado que hasta ahí había llegado la cosa o el saludo que los condenados hacían ante el emperador, en muchas ocasiones al grito de Ave César.

¿En qué año se inauguró el coliseo romano?

Las obras del coliseo comenzaron en el año 71 d.C., de forma aproximada. Se situó sobre un lugar en el que se encontraba un anfiteatro de mayor antigüedad, pero que había sufrido un incendio como tan común era que ocurriera en aquella época. Se inauguró en el año 80 (sorprendentemente rápido teniendo en cuenta su majestuoso tamaño y la época en la que se desarrolló) con unos festejos que tuvieron una duración de varios meses.

¿Quién construyó el coliseo romano?

La construcción del coliseo romano fue una orden del emperador Vespasiano, inaugurado el año 80 por su hijo Tito y culminado en lo que a construcción se refiere en el año 82, ya que en este último tramo se añadió un último piso bajo el mandato del emperador Domiciano.

¿Cómo se estructuraba?

Como muchos otros elementos en la Antigua Roma, había una distinción muy clara según la clase social. Los que pertenecían a capas más bajas de la sociedad estban en las bancadas más alejadas, mientras que los más próximos a la arena eran parte de las capas más altas de la sociedad romana.

¿Por qué dejó de usarse?

Siglos más tarde, concretamente en el VI, el edificio dejó de utilizarse, ya que las batallas de gladiadores dejaron de ser un entretenimiebto del pueblo, especialmente después de la caída del Imperio Romano de Occidente. Las ejecuciones de cristianos ya no tenían gracia, teniendo en cuenta que el cristianismo había tomado prácticamente todo el control de la vida diaria en la ciudadanía europea.

De hecho, la Edad Media fue una época muy oscura de este monumento, ya que parte del mismo fue utilizado con intención de construir otros edificios, siendo relegado al puesto de cantera. Afortunadamente, su majestuosidad no se vio apagada ni siquiera por los cuatro terremotos a los que tuvo que sobrevivir en aquella época. En aquellos siglos del medievo, un historiador conocido como Beda el Venerable ya afirmó una verdad que más tarde se dio lugar. Básicamente, se refirió a que la caída del coliseo propiciaría la caída de Roma y, con ello, la caída del mundo.

aforo coliseo romano

Fuentes:

El Coliseo de Roma – Historia National Geographic

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *